Usted está aquí

Sevilla presenta su candidatura para convertirse en Capital Verde Europea en 2019

Listado de ciudades candidatas a Capital Verde Europea 2019

La ciudad de Sevilla ha presentado su candidatura para convertirse en Capital Verde Europea en 2019. Este reconocimiento, otorgado por la Comisión Europea, distingue al proyecto europeo urbano más sostenible entre una terna de aspirantes que este año alcanza un total de 13 capitales europeas entre las que se encuentran Lisboa (Portugal), Tallín (Estonia), Oslo (Noruega) y Florencia (Italia).

Promovida por el Ayuntamiento de Sevilla y con el apoyo de la organización Red Sevilla por el Clima, la candidatura de Sevilla se basa en una hoja de ruta que busca alcanzar mayor calidad ambiental y bienestar para la ciudadanía dentro de la estrategia de mitigación y adaptación al cambio climático. Para ello, esta asociación civil -compuesta por ciudadanía y profesionales de varios ámbitos- quieren poner en marcha una serie de medidas inspiradas en los logros bioclimáticos de la Expo 92: efecto isla de calor con el que se consiguió bajar en 10 grados la temperatura del recinto.

En su presentación, Red Sevilla por el Clima asegura que "recuperar aquel legado y extenderlo a toda la ciudad es ahora el objetivo urbano que Sevilla debe buscar, implicando en este trabajo a toda la ciudadanía". La propia organización ha hecho un llamamiento a la ciudadanía y a las instituciones para transitar juntos en este camino. El ganador será anunciado en una ceremonia que tendrá lugar en Essen (Alemania) en junio de 2017.

Ejes de actuación

Las medidas con las que va a trabajar la candidatura se articular en torno a cuatros ejes principales: aumentar la vegetación del casco urbano, impulsar el ahorro y la eficiencia energética, lograr una movilidad sostenible y avanzar en la educación por el clima. Estas líneas de trabajo reciben el apoyo de especialistas universitarios que propusieron iniciativas como la conversión de azoteas, fachadas y solares vacíos en zonas verdes; mejorar el aislamiento de los edificios y aprovechar las cubiertas para incrementar en un 30% la generación a partir de renovables, entre otras medidas.