Usted está aquí

La RIS3 potenciará la innovación en torno a la economía verde en Andalucía

Ris3

Andalucía tiene ante sí el reto de alumbrar un proceso de cambio en su modelo de desarrollo, el cual ha de asentarse en la transformación de su modelo productivo, orientado hacia una economía competitiva a escala global en la sociedad del conocimiento. En este contexto, Andalucía ha diseñado diversos documentos que recogen, en términos generales, las estrategias a implementar para la consecución de los objetivos.

En términos de innovación y desarrollo empresarial, se ha definido la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3) en la cual se identifican una serie de ámbitos de especialización en torno a los cuales cimentar la conformación de un tejido empresarial e industrial basado en la explotación y adquisición de ventajas competitivas a escala global.

Uno de estos ámbitos definidos por Andalucía es el relativo a las energías renovables, la eficiencia energética, la construcción sostenible y, en general, la innovación en torno a la llamada “economía verde”.

Es cierto que Andalucía dispone de atributos suficientes para aspirar a alcanzar una posición de liderazgo en torno a este ámbito de especialización. Sin embargo, a efectos de maximizar las oportunidades de Andalucía en este sector, la RIS3 establece una serie de requisitos:

  1. Acotar aquellos nichos de especialización mejor definidos en los que ostente ventajas competitivas más claras o en los que, por su peso específico, requieran de una atención especial.
  2. Articular estrategias y acciones orientadas a la conformación de un verdadero ecosistema de innovación en torno a la economía verde.

Ecosistemas de innovación

Un ecosistema de innovación se define como un entorno inteligente con base en un territorio en el que los diferentes agentes vinculados a la economía verde interactúan y cooperan para propiciar la construcción y profundización en sus ventajas competitivas. En el caso andaluz, las empresas (agrupadas en cluster de excelencia) y el capital investigador cooperan en red para situar su producto/servicio en un mercado global y generando una imagen de marca potente.

El clúster andaluz de la economía verde dispone actualmente de 11.230 empresas divididas en grupos estratégicos como la gestión de recursos hídricos, la administración de residuos y reciclaje, las energías renovables, la ecoinnovacion y el desarrollo ambiental y la movilidad sostenible.

 

Por tanto, el reto planteado por la RIS3 para Andalucía en el sector de la economía verde pasa por conformar un verdadero ecosistema que posicione a la región como un nodo tecnológico de referencia a escala global dentro de este ámbito, contribuyendo de este modo a la generación de conocimiento, de actividad y de empleo cualificado y de de calidad.